lunes, 17 de noviembre de 2008

Relaciones Anales: ¿ Cómo disfrutar de ellas ?

¿SON NORMALES LAS RELACIONES ANALES?

El erotismo anal, está rodeado de un tabú muy poderoso y es un tema del que pocas personas quieren hablar; sin embargo, su práctica es cada vez más frecuente, quizás como una forma de respuesta a la “emoción por lo prohibido”. En los hombres heterosexuales, el tabú es aún más evidente, por el miedo a que la pareja pueda pensar que tiene tendencias homosexuales o, inclusive, miedo de reconocer que ese estímulo pueda ser placentero porque se puede poner en duda su “masculinidad”.Hay que diferenciar el “sexo anal” de las “relaciones anales”. El primero, consiste en todas aquellas técnicas donde se utiliza el área rectal como forma de estimulación sexual y, la segunda, cuando se introduce el pene en el ano. Esta última, es la menos practicada de las técnicas de sexo anal. La más común es la estimulación táctil de la apertura del ano, con o sin penetración, la introducción de juguetes sexuales o el beso de la zona anal.

En una encuesta de 100.000 lectores de la revista Playboy, el 47% de los hombres y el 61% de las mujeres, admitieron haber intentado relaciones anales. Esta muestra no es representativa de la población normal y pudiera considerarse elevada por la naturaleza erótica de los lectores de esta publicación. En un estudio realizado en Venezuela el 54% de los hombres señalaron haber penetrado a alguien por el ano, el 78% de las penetraciones fueron a mujeres, el 9% a hombres, el 8% a hombres y mujeres y el 5% no respondió. En ese estudio, el 29% de las mujeres señaló haber sido penetradas por el ano.


¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS DE LA PENETRACIÓN ANAL?

El ano es una estructura que no está fisiológicamente preparada para la relación sexual, por tanto, existen una serie de problemas que se presentan durante la penetración anal que son los siguientes:
En el recto no ocurren las modificaciones de tamaño (alargamiento y ensanchamiento) que ocurren en la vagina durante la fase de excitación.
La mucosa rectal no se lubrica, como lo hace la vagina aunque, en algunos casos, puede haber aumento de la secreción mucosa normal del ano.
La mucosa rectal no tiene la misma resistencia que tiene la mucosa vaginal al roce y, por esta razón, esta práctica sexual puede favorecer la penetración de gérmenes patógenos.
Mucosa anal

Debido a esto, las relaciones anales pueden ser muy traumáticas, a menos que haya una preparación adecuada, que simule los cambios fisiológicos de la vagina, es decir, dilatación y lubricación. Alrededor del canal anal existen dos esfínteres.

El externo, que está controlado por el sistema nervioso central y que se puede contraer o relajar a voluntad y, el esfínter interno, que es controlado por el sistema nervioso autónomo, el mismo que controla las funciones del corazón y que, por tanto, no se pude controlar. La primera respuesta del ano a la penetración, es un espasmo que ocurre producto de la estimulación y es como “un rechazo a la penetración”.
Una alternativa para el control del dolor, es el uso de anestésicos de superficie, como la lidocaína en jalea. Tiene la desventaja que disminuye las sensaciones del recto y del pene y puede retrasar el orgasmo masculino. Esta jalea anestésica no es recomendable con el uso de juguetes sexuales porque se puede estar bloqueando la sensación de dolor, que es una forma de alarma del organismo de que algo puede estar causando daño.

¿CÓMO SE PUEDEN DISFRUTAR LAS RELACIONES ANALES?

La región anal está rodeada por múltiples terminaciones nerviosas interconectadas con los principales músculos de la pelvis. Es el vecino erógeno más cercano de los genitales y se contrae rítmicamente durante el orgasmo. El momento inicial de la penetración anal es, usualmente doloroso, aun siguiendo las recomendaciones de lubricación y dilatación pero, una vez vencido el obstáculo del esfínter interno y de permitir que se acostumbre a estar dilatado, los movimientos de empuje suelen ser indoloros.

El disfrute de la sexualidad anal requiere de un aprendizaje más complejo que el de una relación vaginal. Primero hay que vencer los tabúes, después la falta de educación acerca de cómo tener un sexo anal satisfactorio y, por último, tiene que haber una especie de aprendizaje a disfrutar esta forma de sexualidad. Se puede decir que la mayoría de las parejas que se inician en el sexo anal no lo continúan practicando, fundamentalmente, por el desconocimiento a como realizarlo satisfactoriamente. Las terminaciones nerviosas anales son abundantes y se puede lograr condicionarlas al disfrute sexual. En el hombre existe, además, la próstata, que está localizada en la cara anterior del recto, a pocos centímetros del orificio interno y cuyo estímulo táctil o por el pene o juguetes sexuales, es placentero en la mayoría de los hombres.

También, la base del pene está cerca del ano y es estimulado fácilmente por la mayoría de las formas de penetración.
La posibilidad de lograr un orgasmo con la estimulación anal es poco probable sin que haya estimulación genital simultánea. En los hombres, se puede lograr si se concentran en la estimulación de la próstata o de la base del pene. Para lograr estimular satisfactoriamente estas estructuras se debe estimular hacia la cara anterior del ano. A unos 7 a 10 cm está la próstata y a 3 a 5 cm está la base del pene, ambos en la cara anterior.La mujer no tiene estas estructuras anatómicas y, por tanto, el disfrute depende de otros factores, fundamentalmente relacionados con fantasías sexuales, el hecho de que se está entregando por completo a su pareja. Para que una mujer tolere mejor una penetración anal, debe estar muy excitada y, preferiblemente, debe tener una estimulación previa del clítoris.


...Os dejo un video explicativo sobre las relaciones anales que creo os puede interesar.

¿CUÁLES SON LAS COMPLICACIONES DE LAS RELACIONES ANALES?

Durante las relaciones anales se recomienda el uso del condón para disminuir el riesgo de enfermedades de transmisión sexual. En los casos de estar seguro que la relación es monógama, se puede evitar el uso del condón, pero se debe tener presente que la practica de relación rectal, seguida de una vaginal no es recomendable sin hacer un lavado profuso del pene. Además, en algunos hombres, puede haber penetración de partículas de heces en la uretra que pueden producir ardor intenso al orinar e, inclusive, infecciones urinarias.
La relación anal, si no se realiza de una manera adecuada puede producir una serie de complicaciones como son.

- Fisuras del esfínter anal cuando la dilatación no se hace progresivamente, las cuales pueden ser dolorosas.
- Abscesos perirectales, que pueden ocurrir por la penetración de gérmenes patógenos a través de las fisuras u otros traumatismos de la mucosa anal.
Hemorroides.

Como conclusión, en relación con sexo anal, se puede decir que algunos lo aman, otros lo odian, algunos no lo han intentado, pero se mueren por la curiosidad. Si decide practicarlo siga las recomendaciones anteriores y recuerde que el sexo anal no debe doler, si acaso al comienzo de la penetración y muy tolerable. Si la penetración es muy dolorosa es que lo están haciendo mal o no está preparada o preparado para disfrutarlo. El mejor consejo que se puede dar para un sexo anal satisfactorio es el usar mucho lubricante y condones, pero sobre todo, paciencia. Si no le gusta el sexo anal no lo practique y si a su pareja no le gusta, respétela.
Por último, no utilice el sexo anal como forma de anticoncepción. La tasa de fracasos es increíblemente alta y un 8% de las parejas que la usan tendrán un embarazo, producto de la salida del semen de la zona rectal y su caída en los genitales femeninos externos, donde los espermatozoides pueden penetrar hacia la vagina.

RECOMENDACIONES FINALES PARA UN SEXO ANAL SATISFACTORIO

La principal función del recto es servir de paso a las heces, pero en condiciones normales las heces sólo están en el recto antes de la evacuación. En algunas personas, el sexo anal puede estimular el deseo de defecación, lo cual suele bloquear la respuesta sexual. Esto es más frecuente en los casos que la ampolla rectal esté llena, por eso, algunos utilizan enemas previos o lavados, para vaciar la ampolla rectal. De esta manera, se logra una sensación de limpieza y se puede controlar la salida de heces que es un estímulo asexual. Aunque, para otros, la idea de suciedad aumenta lo prohibido y para ellos la ducha es antierótica.
La relajación del ano se puede lograr con la introducción delicada de uno, luego dos o más dedos, etc. o de juguetes sexuales de tamaños progresivamente más grandes, o algunos especialmente diseñados para la dilatación rectal. En todos los casos se debe utilizar abundante lubricación. Esto se debe hacer con mucha paciencia porque el placer anal requiere, como condición para que sea satisfactoria, que no haya dolor.Como el recto no se lubrica como lo hace la vagina, se debe utilizar lubricación artificial. El uso de lubricantes grasosos a base de petrolatos como Vaselina®, Aceite para niños, etc. no son adeduados, primero porque son grasosos y no simulan la lubricación vaginal y segundo porque pueden dañar el látex del condón, que es recomendable usarlo en la relación anal.

El uso de lubricantes hidrosolubles como el K-Y® o los que venden en las tiendas especializadas que dicen que no dañan el látex son los mas recomendables, además que tratan de simular la secreción vaginal que no es grasosa.
La penetración debe ser lenta, primero es fácil pasar la barrera del esfínter externo porque este esfínter se puede controlar a voluntad y la dilatación de este no suele ser dolorosa. Luego el pene va a pasar por el canal anal hasta conseguirse con el esfínter interno, que es un obstáculo más difícil de vencer porque no se puede controlar a voluntad. La única forma de evitar que el esfínter se contraiga y haga la penetración más dolorosa es hacer una introducción lenta, hasta que se sienta que se ha pasado el esfínter interno. El hombre se debe quedar tranquilo un tiempo para permitir que el esfínter interno se relaje, una vez logrado esto los movimientos de empuje son cada vez mejor tolerados y la relación anal se vuelve indolora y placentera. Luego de la relación anal es recomendable hacer un aseo adecuado de la region anal y colocarse un supositorio antihemorroidal. Como recomendación final se debe hacer una dilatación progresiva, usar mucho lubricante, pero sobre todo mucha paciencia y mucho respeto. Si luego de seguir estas recomendaciones el sexo anal no es satisfactorio entonces de debe evitar.

...Agradecemos la información obtenida por nuestros amigos de Fertilab.

Aquí os dejo un video sobre el sexo anal... Hay que ver como disfrutan eh! ;-)